Cuando queremos hacer un safari, siempre nos preguntamos dónde es mejor hacerlo. Hay varios países en África idóneos para ello, y en este post en concreto vamos a hacer una comparativa entre dos de los mejores. ¿Es mejor un safari en Kenia o un safari en Tanzania?

Esta misma duda la tuvimos nosotros antes de hacer nuestro primer safari en Kenia. ¿Superaría el safari en Kenia a nuestro safari de 5 días que hicimos en Tanzania un año antes?

En este post os explicamos las diferencias entre los dos safaris: Kenia y Tanzania.

¿Qué parques nacionales y áreas de conservación comparamos?

Esta comparativa entre safaris se basa en nuestra experiencia en las siguientes zonas y parques nacionales:

  • En Kenia: Zona Masái Mara, concretamente en el área de Conservación de Lemek (fuera del Parque Nacional).
  • En Tanzania: En los parques nacionales de: Serengueti, Tarangire, Lago Manyara, Área de Conservación del Ngorongoro y la Reserva Natural de Sinya.

Creemos importante puntualizar que en Kenia no hicimos el safari por dentro del Parque Nacional del Masái Mara, sino que lo hicimos dentro de la región del Masái Mara, pero fuera del parque, en la zona de Lemek. En esta zona aún viven masáis que comparten territorio con los animales en libertad. En los parques naturales no se les está permitido vivir o asentarse, en las áreas de conservación sí. Tenéis más información aquí.

¿En qué parque nacional o área de conservación veremos más animales?

Esta es la pregunta del millón y es difícil de responder. Los animales están en constante movimiento buscando alimentos. Si no llueve en una zona se mueven a otra y por lo tanto la presencia de animales depende también de factores externos. Depende de la época del año, y con ello también importante tener en cuenta el cambio climático, que está modificando las estaciones.

También depende de la extensión del parque, del tipo de vegetación que tenga (allí donde haya árboles, por ejemplo, es más habitual encontrar jirafas o elefantes, donde no hay agua tendremos difícil encontrar hipopótamos, o donde haya más verde, es donde encontraremos a las cebras, ñus, o antílopes). Además, todos los animales están relacionados entre sí, si falta uno, faltará otro también. Por ejemplo, donde hay jirafas se pueden encontrar simios, ya que confían y en su capacidad y campo de visión, en ellas para estar tranquilos. Otro ejemplo: los ñus y las cebras se necesitan mutuamente, comen partes distintas de la misma vegetación, y se ayudan para realizar la migración.

El exceso de turistas: otro punto a tener en cuenta

Por último, otro aspecto a tener en cuenta que consideramos clave a la hora de valorar dónde ir es la cantidad de turistas, coches o movimiento que haya en la zona. Cierto es que las extensiones son muy grandes, y a pesar de que cada vez sea más común hacer un safari, no se percibe sensación de multitud. No obstante, hay ocasiones en las que nos encontramos 10 o 12 coches alrededor de una manada de leones. Este factor influye, y al menos bajo nuestra experiencia, hemos podido disfrutar de más cercanía con los animales, y más tranquilidad (para ellos y nosotros) en lugares no tan típicos, como en el Área de Conservación de Lemek, o en el Parque Nacional de Lago Manyara en Tanzania.

1. Reserva Natural de Sinya (Tanzania)

Cuando visitamos la reserva de Sinya, que hace frontera con Kenia, la última vez, era junio. Debido a que no había llovido durante muchos meses (debería haber llovido en abril o mayo como mínimo), la zona estaba totalmente seca y no había prácticamente animales. Encontramos algunos elefantes buscando sombra en algunos árboles y matorrales, pero poco más.

Como decíamos, todo es un ecosistema interrelacionado. Si no hay vegetación para comer, no hay cebras, gacelas o ñus. Si no hay gacelas o ñus, tampoco hay depredadores, como el león, el guepardo o el leopardo.

Los efectos del cambio climático: no pensemos que los paisajes son invariables

Por lo tanto, si en la zona que estás haciendo el safari no hay alimento porque no ha llovido, los animales no seguirán allí y buscarán zonas donde sí puedan encontrar comida. Es así de simple, pero es muy importante saberlo, y no dar las cosas por sentadas cuando buscamos una ruta de safari, cuando pedimos información sobre qué hacer en Kenia o Tanzania, o cuando valoramos los parques naturales a donde ir en nuestra aventura en África.

Los paisajes son cambiantes, y de ellos depende la fauna. Y sí, es un recordatorio muy claro, que se te queda grabado en la cabeza: no demos por sentada la naturaleza, la biodiversidad, el agua que nos rodea, o la temperatura de nuestros ríos o mares. Todo está cambiando, y además de hacernos valorar lo que tenemos y un día quizás no, nos debe hacer reflexionar y protegerlo, y aquí entran muchos de nuestros hábitos diarios más básicos. Lo que hacemos en nuestro día a día, tiene repercusiones en la otra punta del planeta. Y la sabana no es un excepción, más bien todo lo contrario.

2. Safari en el Lago Manyara (Tanzania)

En el safari que hicimos en el Lago Manyara vimos muchos animales y, sobretodo, de muy cerca. Esto es seguramente porque hay mucha agua en la zona (el lago), y porque éste está muy cerca del camino principal que siguen los jeeps, constantemente. Por lo tanto los animales están cerca y alrededor de la agua. A pesar de ser un parque nacional, es menos conocido y no vimos tanta afluencia de turistas. Pudimos disfrutar de los animales con más tranquilidad, y ellos se acercaban también con más confianza, ya que la ausencia de ruido o ajetreo de 4×4 les hace estar más receptivos.

La mejor sorpresa en el Lago Manyara

En el lago Manyara nos encontramos muchos elefantes, jirafas, cebras, gacelas y babuinos. Pero no sólo eso. Vimos un espectáculo que en el Serengeti cuesta más de ver. Como había comida más que suficiente, también había depredadores, y pudimos estar a unos 5 metros de dos leonas, que junto a sus crías, habían cazado a un ñu y lo devoraban y arrastraban para llevárselo como alimento para el resto de la manada. Las leonas vieron el coche, pero entendieron que no era amenaza, y tenían delante suyo un asunto lo suficientemente importante como para pasar de nosotros. Éramos 2 coches, y pudimos ver el espectáculo hasta que nosotros dijimos de irnos. Sin prisas y sin aglomeraciones.

Así pues, el safari por el Lago Manyara es una ruta recomendable y parada obligada si haces un safari de 3 días (o incluso menos). Hay menos afluencia de turistas y al haber agua siempre hay animales cerca del lago. Además, está muy cerca del Área de Conservación de Ngorongoro, y del Parque Nacional de Tarangire.

El elefante, unos de losBig Five de la Sábana Africana
Encuentro con elefantes en el Lago Manyara. Trip to Help.

3. Safari en el Parque Nacional del Serengueti (Tanzania)

En el safari por Parque Nacional del Serengueti fue donde vimos más animales, en variedad sobre todo. Por su enorme extensión, y por pasar 2 días allí, tuvimos tiempo de ver todos los Big Five menos al rinoceronte. Vimos manadas enormes de elefantes caminando en fila (la típica imagen que tenemos cuando pensamos en la sabana), cosa que en otros parques es difícil (en otros sitios es habitual verlos de cerca, pero muchas veces son 2 o 3 machos, alguna madre con su cría, pero no toda la manada entera).

Fue el único parque de Tanzania donde vimos el leopardo, a bastante distancia, y con la necesidad de prismáticos. También vimos a varios grupos de elefantes, una familia de leones, varios guepardos e hipopótamos y muchos otros animales como los búfalos, ñus, gacelas, cebras, jirafas, avestruces…

La experiencia de dormir dentro del Parque Nacional del Serengueti

Nos gustó mucho dormir dentro del parque nacional, creemos que es una de las experiencias imprescindibles. Principalmente por la sensación ( y no sólo sensación, es una realidad) de estar muy cerca de los animales y por el atardecer que vimos mientras tomábamos una cerveza.

Allí en el alojamiento, cuando entra la noche, hacen hogueras, y por muy romántico e idílico que te parezca estar con tu cerveza, tu libro, y el fuego delante, en realidad el motivo es para avisar a los animales de que por allí no se puede pasar. Eso sí, no podrás dejar de mirar al cielo. El espectáculo de estrellas, junto al silencio con algún que otro ruidito de animal que no sabrás qué es, es parte de la experiencia, y te costará olvidarla.

Así pues, si tienes suficientes días y tu presupuesto lo permite, el Parque Nacional del Serengueti es un imprescindible si quieres hacer un safari en Tanzania.

4. Safari en el Cráter del Ngorongoro

El Cráter del Ngorongoro es uno de los pocos sitios del mundo donde puedes ver los Big Five. En la práctica nosotros sólo vimos el rinoceronte y muy de lejos. No vimos ni leones ni elefantes, ni el leopardo… Eso sí, disfrutamos de este lugar como niños. Es increíble la riqueza y diversidad de este lugar, y realmente es el sitio donde ver que todo está relacionado y que los animales viven en completa armonía. Es el lugar donde puedes quedarte absorto analizando el comportamiento de cada uno de ellos dependiendo de los demás animales que haya alrededor. ¡Os aseguramos que el alboroto que generaron dos hienas corriendo de un lado para otro en medio del cráter no se nos olvidará en la vida, y la forma de reaccionar del resto tampoco!

Cráter de Ngorongoro: un ecosistema en sí mismo

Ngorongoro es un cráter único en el mundo donde dentro vive un ecosistema entero. Bajar por las paredes del volcán y hacer el safari por el cráter es realmente algo muy distinto al resto de Parques y muy recomendable por su belleza. Además, el camino hasta allí es espectacular. Se cruzan algunas carreteras bastante selváticas o tropicales, algo muy poco habitual por la zona.

Aunque no vimos ni elefantes ni leones, vimos a mucha variedad de animales, como hienas, ñus, chacales, pumbas, avestruces, flamencos y muchas otras aves.

El safari en el cráter del Ngorongoro es muy recomendable, es Patrimonio de la humanidad por la UNESCO y es uno de los motivos principales para hacer un safari en Tanzania en vez de en Kenia.

Safari en cráter del Ngorongoro en Tanzania.
Ñus en el Cráter del Ngorongoro. Trip to Help

5. Safari en Parque Nacional de Tarangire

El Parque Nacional del Tarangire es uno de los parques más visitados en Tanzania debido a su proximidad a Arusha y por el significativo número de animales que se pueden ver, desde elefantes y cebras hasta leones.

Generalmente, si haces un safari de 5 días, Tarangire es la primera parada de tu safari. Es un buen sitio para hacer un safari y a nosotros nos gustó. Es un buen lugar para aclimatarnos y creernos de verdad que estamos de safari, y también para despedirnos si lo tenemos al final de la ruta. Al ser cercano a Arusha es un safari más económico que el Serengueti o el Ngorongoro, y es muy recomendable por la diversidad de animales en distancias no tan enormes como en el Serengueti, por ejemplo.

Elefante safari tangarine tanzania
Elefante en Parque Nacional de Tarangire. Trip to Help.

6. Safari en Masái Mara (Kenia)

Nuestro safari en Kenia lo hicimos en la zona de conservación de Lemek. Nos encantó porque, con nuestro guía masái, podíamos ir por sitios que en un Parque Nacional son impensables. Se puede ir fuera de pistas, cruzar literamente toda la estepa, acercarte a cualquier animal si tu guía lo ve óptimo, y además, no hay horarios. Puedes ir cuando quieras: a nosotros nos pilló la noche en dos ocasiones, y es toda una aventura. Además, por los aldededores, puedes bajarte del cohe y caminar por allí. Vas pisando la misma tierra que han pisado cebras o jirafas, y la sensación de conexión con el lugar se eleva bastante. Es un safari un poco más aventurero que el de Tanzania o el de otros parques nacionales de Kenia, sientes total libertad, y además no hay aglomeraciones. Es más, te podríamos decir que apenas hay turistas.

Puntos positivos de nuestro safari en Kenia:

  • Muchos menos turistas que en los Parques Nacionales.
  • La posibilidad de acercarte a los animales, saliendo de las pistas marcadas por los coches.
  • Posibilidad de ver a dos rinocerontes blancos en un santuario donde están protegidos de la caza furtiva por varios Rangers.
  • Cercanía con el alojamiento donde nos alojábamos y tú también puedes hacerlo (pertenece a un proyecto social y tu estancia contribuye directamente en la escuela de primaria situada justo al lado, que puedes visitar). Su ubicación nos permitía hacer safaris de medio día sin hacer largos desplazamientos y no tener horarios.
  • La vida local no ha desaparecido. Es una zona masái, tus guías son masái, y realmente ves cómo entienden la vida animal, cómo la respetan y la conocen como nadie. Además, estar en una zona donde la comunidad masái no ha sido obligada a irse, no ha sido expulsada, siempre es un punto a favor.

Puntos negativos de nuestro safari en Kenia:

  • Hasta el último día no vimos a ningún elefante (pero los hay, y bastantes, habitualmente).
  • No vimos a ningún leopardo (pero los hay). Sí que vimos leones y guepardos. De hecho, pudimos disfrutar de un espectáculo en directo de los que no se olvidan: un león y una leona, de “luna de miel”, justo cuando empezaban a aparearse. Puedes ver el vídeo en nuestro instagram.

No ver leopardos o apenas elefantes fue de mala suerte, de hecho el propio guía se sorprendía de que no los hubierámos visto, y te aseguramos que ellos buscan y buscan sin descanso. Es por este motivo que en Kenia también se recomienda hacer un safari de 4-5 días en vez de 1 o 2, sobretodo si quieres ver el máximo de animales.

¿Dónde hay más posibilidades de ver a los Big Five?

Esta información puede variar según la temporada pero es una pregunta frecuente a la hora de decidir dónde es mejor hacer un safari, si dudamos entre Kenia o Tanzania.

Por nuestra experiencia, el Parque Nacional del Serengueti es el sitio donde hay más posibilidades de ver a los Big Five, aunque tengas que pasar dos días enteros. Es tan grande que puedes ir por distintas zonas y buscar a los animales que te faltan por ver.

En el Cráter del Ngorongoro, dicen que es posible verlos a todos, pero en nuestro caso no vimos a casi ninguno, solo el Rinoceronte y de lejos.

Si vas a Kenia, podrás ver el Rinoceronte blanco de cerca, visitando el santuario donde viven protegidos las 24 horas al día. Es importe que sepas que Trip to Help no se lleva ninguna comisión por esta visita, todo el dinero va directamente a este santuario para seguir con la protección de estos animales milenarios en situación de amenaza por la caza furtiva, y algunas de sus especies, en prácticamente extinción.

Si te gustan los elefantes y los leones, nosotros los vimos sobre todo en: Tarangire, Serengueti y Manyara.

En el Masái Mara nos sorprendió la gran cantidad de leones que vimos, y los pocos elefantes, pero fue un poco mala suerte, los elefantes se van moviendo constantemente y a veces es difícil encontrarlos en territorios tan grandes. Es un Safari ideal si quieres huir de los grandes grupos de turistas y ir un poco más a la aventura con tu guía.

¿En qué safari veremos los animales más cerca?

Otra pregunta habitual a la hora de decidir dónde es mejor hacer un safari, si en Kenia o en Tanzania. Podremos ver los animales de más cerca en Kenia, concretamente en la zona de conservación de Lemek, en el Masái Mara. Esto se debe a las normas que rigen los Parques Nacionales y que no tiene el Área de Conservación del Lemek. Al tratarse de una zona donde aún habitan masáis estos se pueden mover libremente por toda la zona. Esto significa que si en el Serengueti ves a un león a 200 metros y no hay una pista que te acerque, lo tendrás que ver con los prismáticos. En cambio en Lemek, si vemos un león a 200 metros, nos podremos acercar saliendo de la pista donde circulamos.

En Tanzania, en el Lago Manyara, casualidad o no, vimos muchos elefantes y jirafas de muy cerca, y también las leonas que hemos explicado más arriba. Los elefantes se nos acercaban al coche y se ponían a comer a nuestro lado.

Resumen, ¿qué es mejor, un safari en Kenia o en Tanzania?

Esta pregunta es la que nos hacen nuestros amigos y clientes y la verdad es que es difícil de responder.

Si viajas con niños recomendaríamos Kenia por la proximidad que hay entre nuestro alojamiento y el safari. Entendemos que no todos los safaris en Kenia son iguales, pero el que te hablamos aquí y puedes contratar con nosotros permite hacer safaris de medio día o día entero, dando un poco más de libertad.

Si quieres ver los animales de cerca, Kenia también sería el destino ideal para tu safari.

En cambio, si quieres ir de safari en distintos alojamientos de más categoría, ir de ruta e ir visitando distintos Parques Nacionales y no te importan las horas en el coche, Tanzania sería tu elección. Además, Tanzania tiene una cosa única en el mundo: el Cráter del Ngorongoro. Es único e imprescindible de ver cómo tantos animales están viviendo juntos dentro de uno de los cráteres más grandes del mundo.

También en Tanzania vimos a más cantidad de animales ya que cada dia estábamos en un parque distinto.

Si quieres ver la Gran Migración, es importante que te informes de cuándo cruza por Kenia y cuándo cruza por el Serengueti en Tanzania. Es uno de los espectáculos naturales más impresionantes de ver.

Costes Safaris Kenia y Tanzania

Para ver los costes de los safaris, y también así poder valorar este punto para saber dónde es mejor hacer un safari, en Kenia o Tanzania, los podéis ver aquí:

Costes Safaris en Tanzania:

Costes safaris en Kenia

Si quieres más información sobre el mejor safari en Kenia o Tanzania y cuál es el que se adapta mejor a ti, no lo dudes. Escríbenos un whatsapp o envíanos un e-mail y programamos una llamada sin compromiso..

En los siguientes puntos tienes más información sobre otros aspectos importantes: el seguro de viaje y el vuelo de avión.

Contratar seguro de viaje para Tanzania i Kenia

Aunque Kenia y Tanzania son países seguros, siempre es recomendable tener un seguro de viaje que cubra cualquier imprevisto. Como lector de nuestro blog, y como colaboradores de Chakpa e IATI, te ofrecemos un descuento para contratar tu seguro de viaje. Si haces click en los banners de Chapka e IATI, irás a su web para contratar el seguro ya con un descuento aplicado gracias a Trip to Help. Contratando el seguro a través de nuestros links nos ayudas a continuar con el blog y a seguir escribiendo información de interés. Chapka e IATI nos recompensan económicamente por cada cliente que contrata el seguro a través de nuestros banners.

iati seguro 5% descuento

Vuelos avión a Tanzania o Kenia

Otras entradas del blog

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad