Zanzíbar es el destino ideal después de unos días de safari, cultura masai y caminatas por la naturaleza en Tanzania. En este post te explicamos cómo vivimos nuestro viaje, y te hacemos una lista de imprescindibles que ver en Zanzíbar en 10 días.

La isla de Zanzíbar es muy distinta a la Tanzania continental, y tiene todos los ingredientes para disfrutar de unos días de relax para los que busquen tranquilidad, y para alimentar el “yo explorador” de todos aquellos que quieran descubrir rincones increíbles más allá de las playas, conocer poblados auténticos, o hacer submarinismo.

Entre sus diferencias, se encuentra una muy relevante a nivel cultural, que es que la mayoría de su población es musulmana, a diferencia de Tanzania continental, donde la población es mayoritariamente cristiana. Este detalle hace que la indumentaria, la decoración, la comida, rutinas y costumbres, su historia o sus templos de culto sean muy distintos, y de repente, parece que en un mismo viaje vivas dos destinos totalmente diferentes.

El azul de sus aguas, la arena fina y blanca y sus olas para los más aventureros hacen que sea un lugar ideal para terminar el viaje a Tanzania con unos días de sol y playa. Pero hay mucho más, así que en este post te explicamos qué ver en Zanzíbar en 10 días.

Stone town o Ciudad de Piedra (2 días/1 noche) :

La primera parada la hicimos en Stone Town, la capital de Zanzíbar y declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO

Nosotros estuvimos 2 días enteros, y nos pareció suficiente. El encanto de Stone Town es, en gran parte, su historia llena de mestizaje y su decadencia, y cómo te invita a perderte por sus calles estrechas y laberínticas llenas de tiendas de artesanías y productos locales. Una de las pasiones de Raquel es conocer la indumentaria y tejidos típicos de los lugares a donde vamos, y esto precisamente es algo que recomendamos en Stone Town: entra en las tiendas de telas y disfruta con todo lo que hacen con sus kitenges.

A decir verdad, en Stone Town a nosotros al principio nos agobió un poco la gente y los caza turistas. Con sinceridad, lo bonito que tiene la ciudad también lo tiene de agobio ya que está lleno de vendedores ambulantes de tours y experiencias. Te ofrecen de todo: safaris por el Serengueti, visitas a los famosos bank sands (bancos de arena que desaparecen con las mareas), visitas a ver tortugas enormes traídas de las Seychelles, y todo lo que puedan. 

Pero sus calles, su mercado y sus locales hacen de Stone Town una de las paradas obligatorias en Zanzíbar si estás 10 días. Y si no, mirad las fotos, es realmente una ciudad con mucho encanto. ¡Y no os perdáis los atardeceres en sus terrazas! Dos lugares top: El Sunset Bar del Africa House y el The Beach House Restaurant. Y para comer, no podéis perderos el restaurante Emerson Spice Secret Garden: ¡maravilla!

Stone Town es un imprescindible en tu lista de cosas a ver en Zanzibar en 10 días. Aunque a los dos días de estar allí nosotros queríamos partir para explorar la isla de punta a punta, si tienes un perfil más cosmopolita, te gusta callejear y descubrir terrazas, clubs, hoteles o restaurantes, o quieres empaparte de su cultura con sus museos, esta ciudad es ideal para quedarse más tiempo. ¡Nosotros somos más de naturaleza!

Qué ver en el sudoeste de Zanzíbar: Kizimkaze (2,5 días/2 noches)

La zona sudoeste de Zanzíbar es una de las zonas menos turísticas de la isla.

Nosotros nos alojamos en un hotel delante del mar en el pueblo Kizimkaze, donde cada día disfrutábamos de unas maravillosas puestas de sol. Es un lugar idóneo si quieres huir de la ruta típica definida en la isla, ver una parte mucho más local y tranquila, y no dejarte llevar por la infinidad de tours que pueden llegar a venderte en otras zonas. Además, lo curioso es que de otras zonas de la isla, acaban yendo en excursiones de un día a bancos de arena de la zona sud-oeste, por lo que encontrarás a locales que te puedan llevar y estarás allí mismo. Más abajo te explicamos.

Nuestro hotel fue Karamba Resort.

Kizimkaze es idóneo si quieres hacer el famoso blue safari que consiste en visitar islas paradisíacas (las secret islands), comer unas langostas recién pescadas y hacer un poco de snorkel en alguno de los preciosos corales que tiene la isla. Siempre de forma respetuosa, sin tocarlos ni llevarte nada a casa contigo.

Nosotros hicimos el Blue Safari directamente con Dulah, un local que nos encontramos o “nos encontraró” en el pueblo, por un precio total de 100 usd (con todo incluido). Consejo: normalmente te dicen de salir por la mañana, pero pide salir más temprano que el resto. Nosotros salimos a las 8 de la mañana, vimos delfines por el camino, y estuvimos solos en nuestro banco de arena unas 2 horas. Partíamos de la ventaja también que estábamos más cerca que otros barquitos que salen de otros puntos de la isla y van a la misma zona. Luego, sobre las 11 empezaron a llegar otros visitantes. Sólo vinieron tres barquitos más, pero el lujo de estar solos fue también la gracia del día. Así que cuando hables con tu guía local, sugiérele partir antes que nadie. Otro tip: se puede ir en dhow, las barcas tradicionales de la isla, pero eso aumenta mucho el coste, no todos los locales disponen de una, y si la tienen que alquilar a un propietario, eso también les complica a ellos las cosas. Preferimos ir con una barca simple, y hacerlo directamente con Dulah.

Durante los 3 días en Kizimkaze aprovechamos también para alquilar una moto y conocer los alrededores.

Una de las actividades que hicimos fue visitar el Parque Nacional Bahía Jozani Chwaka. Fuimos por nuestra cuenta, y la visita merece la pena. Son unos 10 o 15 $, y te acompaña un guía para explicarte toda la fauna y la vegetación única que allí habita. Es el único parque nacional de la isla, y el único reducto de bosque tropical que queda, debido a que la mayoría de zonas tropicales de la isla se han ido reduciendo por la agricultura. Son unos 50 kilómetros cuadrados, donde además, hay una zona de manglares bastante extensa. Pero el motivo principal para visitar este lugar son los Colobos Rojos. Es el único lugar en el mundo donde habita esta especie de primates. Sus colores, la forma de su cara, o sus manos sin pulgares los hacen muy especiales. Además, son intolerantes al azúcar de la fruta madura, por lo que esencialmente se alimentan de plantas, brotes, semillas y fruta muy verde.

Paje y Jambiani (3 días / 2 noches)

Es quizás la zona que nos gustó más: es tranquila, y la parte del pueblo es muy auténtica. Y además, el hotel donde estuvimos nos enamoró: super agradable, super tranquilo, comida buena y con las mejores piscinas que hemos estado nunca. Y su personal fue inmejorable. Nos pasa bastante cuando viajamos a lugares así, que sentimos que el personal de los hoteles está “entrenado” para ser insultantemente gentil, demasiado cortés, demasiado servicial. Y no nos gusta nada. No nos gusta sentirnos mejores, ni diferentes. No nos gusta que nos quiten la servilleta, o que nos acerquen la silla al sentarnos. Y tampoco que por miedo a no saber la respuesta, o pasarse del protocolo, se pierda autenticidad. Pasa mucho. Pues bien, en el Mwezi Boutique resort eso no pasa. Te tratan muy bien, pero de igual a igual. Tienen sentido del humor, son verdaderos cracks en lo que hacen, seguros de sí mismos y sin ningún tipo de complejo disfrazado de servidumbre, tan arraigada, por desgracia, al continente africano.

El hotel se llama Mwezi Boutique Resort y está en el pueblo Jambiani. Y todo esto no es todo. Es un hotel ecológico: las cabañas tienen ventilación natural, y están hechas y pintadas con materiales ecológicos de bajo impacto ambiental. Toda la iluminación es LED de bajo consumo, se abastecen con placas solares para ofrecer agua caliente , y reutilizan el agua de los baños para cuidar de todas las zonas ajardinadas. Quieren contar con la máxima autosuficiencia posible. Este hotel es espectacular, tanto por su estética, como su personal y filosofía. Es, diríamos nosotros, un lugar bonito que respecta el lugar donde está y aplica la consciencia ambiental en sus instalaciones.

El hotel tiene varios tipos de habitación, unos que dan a la piscina y otros que no, pero son todas muy chulas. Además, da la sensación de nunca está lleno (¡y lo estaba!) hay mucho silencio y privacidad. En vez de cemento o sueldo embaldosado, tiene arena de la playa, por lo que todo el tiempo te da sensación de relax y libertad, como si estuvieras todo el día en la playa. En nuestra estancia quisimos probar diferentes cabañas, y ¡todas nos encantaron! Además tiene dos piscinas, la cual más espectacular.

Esa zona es ideal para hacer Kite Surf, ya que no hay muchas olas y el viento pega bastante fuerte. Xavi hizo los primeros pinitos de su vida aquí.  Hay muchos hoteles que ofrecen cursos de kitesurf u otras actividades como baile, sólo tienes que buscar y aunque tu hotel no ofrezca actividades, el hotel vecino puede que si y te acogerán sin problemas. El kitesurf lo contratamos en una paradita en la playa, al lado del hotel Sherazade (el contiguo al Mwezi), y allí Raquel también pudo reservar varias horas de Afrodance con un profe particular que venía de Stone Town. Si quieres sentir África en las venas, ¡baila sus notas!

Como no queríamos irnos del Mwezi Boutique Resort, y aún nos quedaban más días, decidimos alargar nuestra estancia y alquilar un coche  para visitar el resto de la isla. Normalmente vamos haciendo ruta y reservando el alojamiento allá donde vamos. Pero la conexión con el Mwezi y su equipo fue tal, que decidimos tenerlo de campamento base, y descubrir la isla de otra manera.

Otro tip en Jambiani: visita alguna de las cuevas naturales que hay. Nosotros fuimos primero a la Kuza Cave, pero encontramos cola, y aunque la chica nos decía que abajo estaba bastante despejado de gente, en realidad quiso decir que habían unas 20 personas. Nos pareció que pagar 10 dólares por algo que pintaba muy turístico no valía la pena.

Pero miramos en el mapa, y encontramos otra, la Swahili Cave, y fuimos para allí. Nos topamos con un chico super amable, primero nos enseñó la cueva para ver si nos queríamos quedar (¡eso se agradece!) y nos dijo que era toda nuestra. ¿La sorpresa? ¡nos dimos cuenta que sólo llevábamos dinero para uno! Eran 8 dólares, y le dijimos de ir al hotel y volver, y no nos dejó. Nos dijo que era nuestro día de suerte, y que no nos preocupáramos. Estas cosas que pasan viajando, y te devuelven la sonrisa. Estuvimos una hora totalmente solos. Le pedimos su teléfono para ir a bailar afrodance una noche, ya que nos dijo que había una fiesta local en el Red Monkey Bar. Queríamos volver a verle y darle el dinero, y le escribimos, pero al final no surgió, y nos dijo que nos olvidáramos, que disfrutáramos de la isla y que volviéramos. Así son los tanzanos. Nuestros sí que fuimos al bar, y os lo recomendamos 100%: vida nocturna local auténtica, ritmo en las venas, y estilismos que Raquel no paraba de analizar. ¡Disfrutamos un montón de su arte!

Swahili Cave, Jambiani. Visita refrescante durante tus días en Zanzibar.
Swahili Cave

Una de las paradas obligadas de nuestros días con coche en las isla era la playa de Nungwi, la más famosa de todo Zanzíbar. Así que para allí nos fuimos: ¡Te lo contamos!

Qué ver en la zona norte: Nungwi y Kendwa (1 día)

Los pueblos de Nungwi y Kendwa son los destinos de playa más famosos y turísticos de Zanzíbar. Populares por sus playas, por sus puestas de sol y por sus hoteles. No hay tour o guía de viajes que no te mencione estos dos pueblos para ver en Zanzibar.

Nosotros le dedicamos sólo un día.

Nungwi es un pueblo tradicional pesquero y donde se fabrican aún los botes de pesca. Es muy curioso ver como grupos de mujeres entran en la playa con unas redes y celebran sus capturas justo enfrente de ti.

¿Qué no nos gustó? La masificación de hoteles del tipo Hilton. Auténticas bestias de la construcción, delante de la playa, con las actividades suficientes para que casi ni se te ocurra tocar la arena que tienes delante, para casi no salir de allí. Esos tipos de hoteles que te encuentras en cualquier zona de playa bonita de este planeta, asépticos, réplicas los unos de los otros. Es cierto que no es Cancún, todo está “disfrazado” de cabañitas, pero en realidad hay demasiado cemento detrás. Y eso, lo que hace es que haya el triple de gente en la playa, en los bares, en las calles. Que las tiendas sean menos auténticas y que tengan más cosas de China que de Zanzíbar. Pero si buscas, tiene su lado auténtico, como todos los sitios de este mundo.

Kendwa nos gustó más que Nungwi, nos pareció que la playa era más bonita y la puesta de sol mejor.  También nos pareció menos turística, y es que a nosotros, como habréis podido comprobar, los sitios muy turísticos generalmente no son de nuestro gusto.

Qué ver en el Noroeste de Zanzíbar: Pingwe y Península de Michamvi (1/2 días)

Si sigues la carretera de Paje y Jambiani hacia arriba, te encuentras con Pingwe. La verdad es que fuimos expresamente para ver, antes de reservar, cómo era el famoso restaurante de The Rock. Lo vimos con la marea baja, y no nos sorprendió nada. Nos dimos cuenta de la turistada que era cruzar un estrecho de unos metros para decir que habías estado en un restaurante “flotante”. La carta nos pareció bastante “europea”, tanto por los platos como por los precios. El típico sitio instagram, pero nada auténtico. Así que nos fuimos justo delante, a un bar local que nos hizo unos calamares de rechupete. Más adelante os explicamos cuál es nuestro restaurante, flotante y auténtico de verdad, de la isla. ¡Seguid leyendo!

Por la tarde nos fuimos hacia el otro lado de la península, hacia Michamvi Beach. Nos pareció bastante diferente al resto de playas, y para llegar pasas por carreteras sin asfaltar llenas de palmeras, vegetación tropical y mucha vida local. La playa era prácticamente un lago. Nada de olas, super calmado, y lo mejor: un lugar ideal para la puesta de sol. Hay un hotel de lujo al final de la playa y varios bares, de distinto estilo. Algunos más animados, con la música tipo chill out, y otros más tranquilos. Nosotros fuimos al Kati Kae Bar, y nos tomamos dos smoothies riquísimos viendo el sol cómo desaparecía delante de nosotros.

Qué ver en el Noroeste de Zanzíbar: Kiwengwa y Pongwe (1/2 día)

Kiwengwa y Pongwe son dos pueblos situados en la costa oeste de Zanzíbar, más arriba de Pingwe.

Nos pilló el atardecer en Pongwe, donde conocimos a un guía masái, y con él que compartimos conocimientos de futbol. Es increíble la admiración que tienen por el Barça. Al rato aparecieron un grupo de niños corriendo y gritando “¡Hakuna Matata, Hakuna Matata!”. ¡Qué energía tenían! No paraban de bailar, saltar, enseñarnos palabras en swahili y de tocarle el pelo a Raquel, al parecer les parecía curioso su color. Estuvimos jugando con ellos, hasta que empezó a oscurecer y decidimos volver al hotel antes que se hiciera de noche. A nosotros nos gustó mucho la zona pero le dedicamos poco tiempo, si tienes que priorizar y decidir qué ver en Zanzibar y esta zona no te da tiempo, no creemos que vaya a pasar nada.

Qué ver en el Sur de Zanzíbar: Mtende Beach (1/2 día)

Tanto si quieres ver Zanzíbar en 10 días, como si tienes menos tiempo, creemos que esta playa es un imprescindible, una joya escondida que debes conocer. Mtende Beach está situada en el sur de la isla y es la playa más distinta de todas ya que está rodeada de un acantilado.  Es tipo cala, más recogida, y nosotros nos pareció la playa más bonita de Tanzania.

Para llegar a ella, puedes ir en moto desde Jambiani o desde Kizimkaze, pasarás por poblados de locales donde no verás a casi ningún turista. Se nota que está lejos de Nungwi ya que hay poco rastro de occidentales. Por el camino a Mtende Beach veréis un baobab, al lado de la carretera, impresionante.

La playa tiene dos restaurantes encima de las rocas. El primero lo verás enseguida, el segundo está más alejado, se llama Usamba Rock, y tienes que o bien andar por la playa (con la marea baja) o bien ir por el interior de la isla donde hay otro camino que llega (10 minutos andando máximo). Nosotros fuimos a comer al segundo, comimos dos langostas, el sitio era espectacular, y las vistas increíbles pero algo no estaba en muy buen estado porque al cabo de dos horas a Raquel le salió una reacción alérgica. A pesar de ello, ese lugar se nos ha quedado grabado como uno de los más bonitos de la isla. Y sí, este restaurante sí que era auténtico.

Nota:  Sí un día os coge una intoxicación por haber comido algo en mal estado, como marisco, y no tenéis antihistamínicos encima, tenéis que beber leche de vaca (1 litro si puede ser). Es un remedio casero que nos contaron en México y al que tuvimos que recurrir, y funcionó en cuestión de minutos. En Tanzania también.

Las fotos de arriba fueron tomadas durante la marea baja, es importante que antes de ir a Mtende Beach os informéis de las mareas ya que con la marea alta la playa desaparece debajo del mar :).

Resumen Zanzíbar en 10 días

En 10 días tienes tiempo de sobras para ver todo Zanzíbar. Si por algún motivo sólo tienes 5 días, no pasa nada, tiempo suficiente para visitar Stone Town en 1 día, y luego relajarte en alguno de los hoteles de la isla, como por ejemplo en Mwezi Boutique Resort, y recorrer alguno de los puntos más emblemáticos a tu aire, con una moto o coche.

Si tienes dudas de cómo moverte por la isla, en este post explicamos cómo moverse por Zanzíbar.

Esperamos que nuestro paso por Zanzíbar en 10 días os haya inspirado a ir y disfrutarla. Si tenéis alguna duda podéis comentarla en el post y os responderemos encantados.

Calcula el coste del seguro de viaje a Zanzíbar y obtén un 5% de descuento con Triptohelp:

Si quieres saber cuál es el mejor seguro de viaje para viajar a Tanzania, en este post comparamos entre IATI y Chapka.

Iati seguros

Tanto si es Chapka o IATI, por ser lector de este blog, tienes un descuento en tu seguro de viaje.

Reservar el seguro a través de nuestros links, además de beneficiarte con un mejor precio, ayudas al proyecto de Trip to Help a continuar adelante.

banner chapka descuento

Otras entradas del blog:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad