Qué es un viaje sostenible

Un viaje sostenible se refiere a un viaje que tiene un impacto ambiental y social positivo, y que respeta las culturas y economías locales. Por ejemplo, alojarse en alojamientos locales en lugar de en grandes cadenas hoteleras y que el dinero de tu viaje repercuta directamente a la comunidad local, en forma de educación para niños y niñas.

Los viajes sostenibles también pueden ser una excelente oportunidad para aprender y conectarse con la cultura y la naturaleza de un lugar. Los viajeros pueden sumergirse en la vida local y aprender sobre las tradiciones y prácticas sostenibles de una comunidad.

En resumen, los viajes sostenibles son una forma responsable de explorar el mundo mientras se promueve la protección del medio ambiente y las comunidades locales. Con la elección de medios de transporte sostenibles, alojamiento y actividades respetuosas con el medio ambiente, y la adopción de prácticas sostenibles durante el viaje, los viajeros pueden disfrutar de una experiencia de viaje única y significativa.

Viajes sostenibles y turismo responsable hoy en día

Los viajes sostenibles se están convirtiendo cada vez más en una tendencia popular entre los viajeros conscientes del medio ambiente. En lugar de elegir destinos turísticos masificados y opciones de transporte poco amigables con el medio ambiente, cada vez más personas están optando por opciones más sostenibles que reducen su huella de carbono y ayudan a proteger los ecosistemas locales.

Para planificar un viaje sostenible, hay varios factores a tener en cuenta. En primer lugar, es importante elegir destinos que sean accesibles en transporte público o mediante opciones de transporte sostenibles, como bicicletas o vehículos eléctricos. Depende del país al que visitamos no podremos cumplir esta condición, esto es seguramente lo más complicado, ya que si el país está lejos tendremos que coger un avión para llegar. Viajar sin dejar huella de carbono es muy difícil, es por esto muy importante que cuando lleguemos al destino elijamos alojamientos y restaurantes que se esfuerzan por reducir su impacto ambiental, como los que utilizan energía renovable o practican la agricultura orgánica.

Además, también es importante tener en cuenta la cultura y las tradiciones locales al planificar un viaje sostenible. Esto puede incluir elegir destinos que promuevan la economía local y respeten la privacidad y los derechos de los habitantes locales.

Países donde hacer un viaje sostenible

Hay varios destinos turísticos que se esfuerzan por ser sostenibles y que son ideales para los viajeros interesados en reducir su impacto ambiental y en mejorar de verdad la calidad de sus habitantes. Algunos ejemplos son:

1) Islandia:

Conocida por sus impresionantes paisajes naturales y sus fuentes geotermales, Islandia es un destino popular para los viajeros interesados en la naturaleza y el medio ambiente. El país tiene una gran cantidad de energía renovable y es un líder en la investigación geotérmica. Su gobierno trata de fomentar el ecoturismo y proteger a uno de los países más vírgenes de Europa.

Además, se espera y se educa para que los turistas respeten las normas de comportamiento en áreas naturales sensibles, como los glaciares y las áreas de vida silvestre.

2) Groenlandia

Groenlandia es uno de los países más expuestos al cambio climático y los que han hecho más esfuerzos para recibir un tipo de turismo que sea positivo para todo el país. Después de masificar el territorio con 2 millones de turistas, decidieron aprender de Islandia y empezar a cuidar mejor el tipo de turismo que recibían y reducir el número de visitantes.

Además, potencian el turismo de proximidad y sea respetuoso con los locales, el medio ambiente y la cultura del país.

3) Costa Rica:

Conocida por su biodiversidad y sus esfuerzos para proteger el medio ambiente, Costa Rica es un destino popular para los viajeros interesados en el ecoturismo. El país tiene una gran cantidad de parques nacionales y reservas naturales, así como numerosas iniciativas para proteger la naturaleza.

4) Tanzania

En Tanzania nos podemos encontrar con los dos extremos, turismo masificado y sin respeto por las culturas locales o, bien, turismo responsable y solidario con las comunidades locales. En este artículo nos centraremos en los viajes sostenibles y solidarios que se pueden hacer en Tanzania.

Pensar en Tanzania es pensar en un safari. El Safari, históricamente, ha sido un tipo de viaje exclusivo y solo apto para los más ricos. Hoy empieza a ser más accesible para la clase media, y esto hace que cada día más haya más viajeros haciendo safaris por Tanzania.

Lo primero que tenemos que preguntarnos cuándo hacemos un safari, y pagamos 2.500 euros por persona, es ¿dónde va este dinero? ¿Va a un empresario dueño de una empresa que legítimamente se queda con los beneficios? ¿Este empresario paga bien a sus guías y trabajadores o estos son dependientes de las propinas de los viajeros?

Grupo de elefantes vistos en el viaje a Tanzania

¿Podemos hacer que ese dinero del safari repercute a los más desfavorecidos? ¿Qué tus guías tengan condiciones dignas de trabajo y no dependan de propinas? La respuesta es sí, si hacemos un viaje sostenible y solidario en Tanzania, podremos ver con nuestros ojos cómo todo nuestro viaje y los beneficios del turismo se quedan en la comunidad.

En Trip to Help, trabajamos con una ONG que además de educar a miles de niños, darles comida y alojamiento, da trabajo a más de 200 personas en Tanzania. Gracias al turismo, pueden financiarse y pueden seguir trabajando. Es nuestra responsabilidad como viajeros, preguntarnos donde va el dinero de nuestro viaje y si este tiene un impacto positivo en la región que visitamos.

Viaje con impacto positivo en Tanzania
Niños masáis

Respetar a la cultura masái y a sus tradiciones

Otro ejemplo de viaje sostenible es con la cultura masái. No es lo mismo, visitar 30 minutos a un poblado masái o viajar durante unos días con los masáis.

Vivir con ellos, no es lo mismo que hacer una parada de 30 minutos. (el turismo “de paso” es generalmente un caso de impacto negativo, pérdida de tradiciones, repartición del dinero injustamente, etc…).

Hacer un viaje sostenible y responsable significa también ser respetuosos con las culturas que visitamos. En este post explicamos las 5P del desarrollo y turismo sostenible.

5) Kenia

Hoy mismo unos conocidos nos han enviado un whatsapp preguntando sobre nuestros viajes a Tanzania. Hace unos meses viajaron a Kenia con una agencia de turismo tradicional, y aunque les gustó, se quedaron con una sensación de vacío de no haber conocido Kenia y su población. Por desgracia, ocurre a menudo y son comentarios muy frecuentes.

Viajar de forma sostenible y responsable en Kenia significa conocer el país a través de su gente, alojarnos en eco-lodges o de gente local. En definitiva, asegurarnos que nuestro impacto en las regiones que visitamos es positivo.

En Trip to Help, trabajamos con una comunidad masái que organiza y hospeda al turismo. Ellos son los “jefes”, y ellos son los que te enseñan su territorio, el masai mara. Los beneficios de hacer un safari con ellos, es que el dinero va destinado a la comunidad. Además de otros programas de empoderamiento de la mujer y de dar microcréditos a emprendedores locales.

El turismo sostenible y de impacto positivo es posible de hacer en Kenia, aunque no sea lo más habitual. Però ¿Quién hay mejor que un masái, el que habita en el Masái Mara, para que nos enseñe su riqueza de flora y fauna? ¿Qué es mejor que se quede el dinero: niños y niñas que reciben educación de calidad o un empresario que reinvierte sus beneficios en construir más hoteles?

Pareja de leones en el Masai Mara

Alojamientos Sostenibles: Los Eco-lodges

Estos alojamientos están construidos con materiales y tecnologías sostenibles, y se esfuerzan por minimizar su impacto ambiental. Algunos ejemplos incluyen el Lodge at Chaa Creek en Belice y el Pikaia Lodge en Galápagos o el masái lodge en Tanzania.

En trip to help intentamos siempre trabajar con Eco-lodges, ya sea en Perú, en Kenia o en Tanzania. Contáctanos si quieres más información.

Conclusiones para hacer un viaje sostenible

Para saber si nuestro viaje es sostenible analizaremos las 5P:

  • Planeta
  • Personas
  • Paz
  • Prosperidas
  • Parternariado (alianzas)

Deberemos intentar que nuestro viaje sea respectuoso con el planeta, es decir con el medio ambiente.

Que sea respetuoso con las personas. Las personas (comunidades) son el centro y no unas meras receptoras de turistas. Son las comunidades que toman las riendas del turismo que reciben.

La Paz: Los lugares con más justicia social y más igualdad son los lugares que los turistas no dudan en visitar. Si viajamos a un país en desarrollo, deberemos aportar nuestro granito de arena a la justicia social.

Parternariado: piensa en los hoteles, los restaurantes, las empresas turísticas que estás contratando. ¿Quién hay detrás de ellas? No es lo mismo alojarse a un Meliá que a un hotel rural propiedad de una familia local. Elige siempre ese partner que dedique sus beneficios al bienestar social de su región.

Espero que os haya gustado este mini resumen. Si queréis viajar de forma sostenible y responsable en Tanzania, Kenia o Perú, no dudéis en contactarnos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad