¿Sabes qué son las 5Ps del desarrollo sostenible? ¿Sabes qué tienen que ver con el turismo responsable y sostenible? Todos estamos más o menos familiarizados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (los ODS) a los que 193 naciones se comprometieron a cumplir para el 2030, siguiendo la conocida Agenda 2030. Después de la etapa de los ODM (Objetivos de Desarrollo del Milenio), en 2015 Naciones Unidas después de muchísimas conferencias internacionales por sectores, fijó los ODS con el objetivo de mejorar la calidad de vida del planeta y de las personas que lo habitamos. 

Son un total de 17 ODS, con 169 metas. Invitan a que instituciones, gobiernos a todos los niveles (local, regional, nacional, internacional…), ciudadanía, ONGDs o empresas privadas puedan trabajarlos, mediante Planes Nacionales de Desarrollo, Proyectos o Programas de Cooperación, campañas o programas relacionados con la sostenibilidad por ejemplo en el caso de las empresas, o bien con pequeñas, pero muy significativas acciones por parte de todos y cada uno de los ciudadanos del planeta. 

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el turismo que haces, con tu próximo viaje, con el destino donde tengas en mente ir, con los guías que te acompañen, los hoteles a donde vayas, o las experiencias que decidas vivir? ¿Qué tiene que ver esto con Trip to Help?

Tiene mucho que ver, y en este post te lo explicamos.

El turismo y los ODS

Si el turismo es una de las industrias más grandes, es lógico pensar que tiene un papel fundamental en la sostenibilidad y en el trabajo para el logro de los ODS. Y por consiguiente, tú también lo tienes, desde el momento que sales por la puerta con tu maleta o mochila, o más concretamente, desde que empiezas a planear tu próximo viaje. De hecho, es uno de los momentos como individuos en los que podemos, con tiempo, pensar y tomar una decisión más responsable, más consciente, más sostenible, en cuanto a todo lo que involucrará nuestro viaje. Tu papel, en el turismo sostenible, es fundamental. 

Pero, ¿qué tenemos que tener en cuenta si queremos ser unos viajeros conscientes, e intentar poco a poco, introducir la sostenibilidad en nuestro turismo de ocio? ¿Cómo aplicamos los ODS sin volvernos locos con tantos objetivos?

La respuesta: las 5Ps. 

Las 5Ps del desarrollo sostenible y el turismo sostenible

Cuando se establecieron los ODS, sólo se mencionaba al turismo en concreto en 3 de ellos: en el ODS 8, 12 y 14, relacionados con un crecimiento económico y trabajo decente, producción y consumo responsables y conservación de la vida submarina. Pero esta es una visión muy limitada de todo el impacto positivo que puede tener el turismo si se tiene una mirada más holística del mismo, y para ello, es muy útil pensar en las 5 Ps del desarrollo sostenible. 

Las 5Ps del desarrollo sostenible son el marco genérico en el que se engloban los ODS, y todas ellas se aplican en lo que es el turismo responsable y sostenible. Verás ahora cómo el turismo sostenible, siguiendo las 5P, va mucho más allá del ecoturismo o del turismo con conciencia ambiental, y cómo es más fácil así, que pensar en todos los ODS. Las 5P del desarrollo sostenible son:

  • Planeta
  • Personas
  • Paz
  • Prosperidad
  • Partenariado (alianzas)

¿Cómo se relacionan las 5Ps con el concepto de turismo sostenible, y qué puedes hacer tú para intentar reunirlas todas en tu próximo viaje?

El actual modelo de desarrollo turístico, basado en el crecimiento económico sin límite conseguido por un crecimiento constante en el número de turistas que visitan un país, y el dinero que invierten en ese viaje, es sin duda el modelo que impera, y el que se aleja totalmente de la consecución de los ODS. De hecho, este tipo de turismo tiene un impacto, consecuentemente negativo, en la biodiversidad terrestre y marina, en las desigualdades sociales, o en los modelos de explotación laboral, y estos, a su vez, impactan negativamente en el logro de objetivos como la erradicación de la pobreza extrema, la salud y bienestar de toda la población, o incluso la igualdad de género. 

En cambio, si tenemos en cuenta las 5Ps en el turismo que hacemos (o intentamos poco a poco aplicarlas, siendo conscientes de que es imposible hoy en día conseguir una coherencia plena en nuestras acciones), veremos cómo migramos hacia un modelo más exigente, en el que las empresas turísticas se deberán basar si quieren cumplir con las expectativas de los viajeros conscientes. 

Planeta

El turismo presenta un 10% del empleo mundial, y el 10% del PIB del planeta, según datos de la Organización Mundial del Turismo. Esto, inevitablemente, genera emisiones y tiene un impacto negativo ambiental y en el cambio climático. Según esta Institución, el transporte es de las industrias que más emisión de GEI (Gases Efecto Invernadero) producen, en 2016 alcanzaba el 23% de las emisiones totales, siendo el transporte de pasajeros un 64% del total de las emisiones del transporte. Esto significa que el transporte turístico representaba un 5% del total de emisiones generadas por el ser humano. Para el 2030, se prevé que este porcentaje sea del 5,3%. 

Aquí un cuadro en el que se desglosa el promedio de emisiones globales de kg de CO2 por pasajero y kilómetro. Sorprende ver cómo el coche está a la par con el avión, e incluso lo sobrepasa. 

Este cuadro está basado en datos de la OMT, el ITF, la AIE, la IATA y Amadeus. Fuente: UNWTO e International Transport Forum

Sin embargo, hay otras industrias que contaminan mucho más que el transporte de pasajeros, como la generación de electricidad, la industria, o la agricultura. Aunque los porcentajes no tienen nada que ver, está en nuestra mano ser conscientes de nuestra huella de carbono cuando viajamos. Pero no todo queda aquí. 

Pensar en la P de Planeta cuando viajamos, también significa:

  • Ser respetuosos con el medio ambiente, sin abusar de los recursos naturales que ofrece el lugar, y velando por la conservación de los mismos. 

Esto significa que, si encontramos unas cabañitas en medio de unos manglares, por ejemplo, seamos muy conscientes en estudiar cómo han sido construidas, qué impacto tiene en la zona de manglar, en sus aguas y en la vida. Probablemente será un concepto de apariencia eco-sostenible, pero el lugar en el que está nos debe hacer dudar. Los manglares son entornos valiosísimos, por la biodiversidad que aguardan, por su función anti-erosión y por la absorción y almacenaje de CO2. 

  • Intentar aplicar las 7R. Más allá de las 3 que ya conoces. Estas son: rediseñar, reparar, renovar, recuperar, reducir, reutilizar y reciclar (como la última de las opciones, aunque hay veces que es la opción que más hagamos porque no tenemos la opción de las anteriores)
  • Especial hincapié en el reducir el uso del plástico allá donde vayas, intentado llevar una botella reutilizable, y potabilizador de agua. Si en el destino al que vas es muy difícil encontrar fuentes de agua (por ejemplo, en Tanzania), intenta que tu alojamiento o guía o bien utilice bidones de plástico grandes (en vez de botellitas pequeñas) o vidrio, o ofrezca agua potabilizada sin botellas de plástico. Si quieres aprender más sobre cómo viajar sin plástico, te recomendamos la sección “Viajar sin plástico” de La Maleta de Carla.
Comer sin plástico, una de las 5P del desarrollo sostenible.
Esta planta nos sirvió de tupper en Perú, en el Amazonas. Sirven la comida aquí, y la envuelven con las hojas de la misma planta. Cuando acabamos, no hubieron desechos.
  • Fijarte en los residuos innecesarios que puedes generar con tu actividad, e intenta que sean lo más ecológicos posibles. 
  • Ser muy selectivo con las actividades en la naturaleza: huir de los tours masivos, evitar nadar con delfines o tortugas (de esto hay mucha actividad en Zanzíbar, pero aquí te explicamos qué puedes hacer en Zanzíbar sin caer en esto), seguir las normas de los Parques Nacionales, y priorizar actividades que tengan un retorno y contribuyan a la conservación de los espacios naturales, ríos o playas.
  • El consumo responsable de los recursos que estén a tu alcance, y apostar por métodos de producción o distribución también sostenibles. Por ejemplo, si estás en Perú, no compres manzanas de España (nos ha pasado). 

Aquí entran los ODS 6, 12, 13, 14 y 15: agua limpia y saneamiento, producción y consumo responsables, acción por el clima, vida submarina y vida en los ecosistemas terrestres. 

Un ejemplo, en Masai Lodge, uno de los alojamientos donde estarás si vas a Tanzania con Trip to Help y haces una inmersión Masai, el agua no la sirven en botellas de plástico. También, en nuestros tours por el Amazonas de Perú, todas las actividades contribuyen a la conservación del medio natural a través de una cooperativa local. 

Personas

En las 5ps del desarrollo sostenible y el turismo sostenible, tener en cuenta la dimensión “Personas” es fundamental si optamos por ser más conscientes en nuestro próximo viaje. Hablamos de las comunidades locales, y las empresas, ONG, o profesionales que se implican en el desarrollo de cualquier actividad. 

Cuando hablamos de comunidades locales, en un turismo consciente, no sólo se ven como meras receptoras de parte de los beneficios que pueda aportar tu viaje. Se sitúa a las comunidades locales en el centro, siendo parte parte implicada en el desarrollo de las actividades, formando parte no sólo como trabajadores, sino como decisores, como miembros que participan en el diseño, ejecución y luego obviamente, en el reparto de los beneficios, de cualquier actividad. Esto es importante.

No es lo mismo contar con guías locales, que contar con guías locales que hayan diseñado la actividad y tengan parte de esos beneficios de manera justa y equitativa. No es lo mismo contar con un conductor local en un safari el cual prácticamente vive de tus propinas, que contar con un conductor que es trabajador, y miembro de una organización y cooperativa en la que diseñan las actividades de forma comunitaria, en la que él también forma parte. 

No es lo mismo contratar una empresa local para hacer tu viaje a Tanzania (que, por otro lado, siempre será infinitamente mejor que contratar una empresa occidental), que contar con una comunidad entera que organiza esa misma actividad. En la primera, los beneficios se intentarán amplificar al máximo a coste de reducir los gastos y sueldos, y todos irán a una persona o grupo pequeño de personas. En la segunda, el retorno irá a una comunidad entera, como es el caso de nuestras experiencias y rutas en Tanzania. 

Hay siempre grados, y siempre será mejor que vayas a una empresa local. Pero queremos que sepas que siempre se puede hacer mejor, y que el dinero tenga un retorno en una comunidad en su conjunto, para proyectos de educación, potabilización de agua o salud, y no para la prosperidad de uno o unos pocos individuos únicamente. 

Tener en cuenta a las Personas en tu viaje es preguntarte si aquellos que desarrollan la actividad en la que participas son locales, si tienen unas condiciones laborales dignas, y si se respetan sus derechos. 

Si vas a un lugar donde hacen agricultura ecológica, donde no sirven plástico, y donde hacen actividades para limpiar las playas o proteger a las tortugas, pero sus trabajadores no son de la comunidad, o no tienen buenas condiciones de trabajo, esa actividad no es realmente sostenible. 

Aquí entran los ODS del 1 al 5: eliminación de la pobreza, hambre cero, salud y bienestar, educación de calidad e igualdad de género. 

La cuestión es diseminar el dinero que inviertes en tu viaje en la mayor cantidad de personas posible. Desde el alojamiento, a los tours. Desde los restaurantes o casas donde comas, a las artesanías que compres. 

Paz

Cuando hablamos de la dimensión “Paz”, hablamos de ir a lugares, o formar parte de proyectos en nuestro viaje que velen por los ODS 16 y 17: Paz, justicia e instituciones sólidas, y alianzas para lograr esos objetivos. 

El turismo puede ser un buen aliado o filtro para ello. Los lugares con más justicia social, más valor democrático, más solidez en sus instituciones son siempre buenos destinos a los que los turistas van sin pensarlo. Hablamos de los países nórdicos, por ejemplo, de Australia, de Nueva Zelanda, o de Canadá. 

Pero, ¿qué pasa con aquellos países, normalmente con rentas bajas, donde las instituciones son débiles, el poder de la ciudadanía es escaso, la corrupción reina o no existe un nivel de participación ciudadana real y transparente? 

Podríamos poner muchos ejemplos, pero Perú, Tanzania, Cuba, México, Guatemala, o Bolivia, países en los que hemos estado, son algunos. Hay incontables más, por desgracia.

¿Qué tiene que ver el desarrollo sostenible de una comunidad con la paz?

Siempre que vayamos a un país del Sur Global, a un país empobrecido o con rentas bajas (PRB), tenemos el deber de aportar nuestro granito de arena, por pequeño que sea, a la justicia social. Y esto forma parte de la Paz, como una de las 5P del desarrollo sostenible.

Solos es imposible. Pero si añadimos a nuestro viaje aliados que se dediquen a ello, ya estaremos contribuyendo. El turismo en Tanzania, por ejemplo, puede ser a través de cadenas enormes americanas o europeas, o puede ser en hoteles locales o complejos que dependen de una comunidad. De ello dependerá la distribución de tu dinero posteriormente, como dicta el capitalismo puro o de manera justa, y aunque no le veamos conexión, esto tiene mucha relación con la justicia social y con la paz. A más desarrollo comunitario, más poder de los individuos para desarrollar sus capacidades y tener oportunidades más allá de los vínculos con el Norte, con la deuda, y con las ayudas. A menos dependencia de ayudas, y menos deuda, menos conflictos económicos, y menos presión a las comunidades locales (a los contribuyentes). Esto indudablemente tiene un impacto en la calidad de vida de las personas, en los niveles de conflicto, y en el logro de sociedades más pacíficas.

Hay muchos más implicados en la ecuación, como la industria petrolera o de extracción de otros recursos naturales preciados, armamentística, o nuclear, pero nosotros, a pequeña escala, podemos hacer mucho para la estabilidad social de una comunidad en concreto. Para que no entre en conflicto su modo de vida con el modo de vida que dicta el turismo masivo en su zona, para que no deban emigrar por no poder sostenerse en un lugar que se ha encarecido, o en el cual ya no quedan tierras para cultivar. Eso puede hacerse, y a eso se puede contribuir con un turismo consciente. Y está en tus manos.

Partenariado

Otra de las 5p del desarrollo sostenible. Va ligada con el ODS 17 (Alianzas para lograr objetivos) y ya lo hemos venido comentando en los puntos anteriores. Piensa en tu viaje como unos días en los que puedes tener alianzas muy diversas. Tienes hoteles, restaurantes, discotecas, tiendas, pueblos enteros o playas. Piensa en quién hay detrás de cada lugar, y siempre que quieras o puedas, escoge aquel “partner”, aquel aliado, que vele por el desarrollo comunitario, por la distribución equitativa, por convertir el beneficio en bienestar social, por generar programas de educación o ofrecer sanidad gratuita a una comunidad entera, o por proteger una zona, en su dimensión ambiental, cultural o social. 

Aquí os dejamos unas fotos de cuando estuvimos haciendo turismo vivencial en la isla de Amantaní (Puno, Perú). Estuvimos en casa de Máxima directamente, y convivimos con ella. Ella nos enseñó el entorno, y fuimos huyendo de las miles de agencias que llevan turistas a las casas de los locales y luego, lamentablemente, no pagan o les pagan tarde o de manera injusta.

El turismo consciente pasa por reconocer el daño que hace el turismo en las comunidades locales, y por querer revertirlo. Buscando aliados, siempre locales, que minimicen ese daño, y que cuenten con nativos, con las personas de ese territorio, para beneficiar a un entorno en concreto, que de lo contrario, sólo recibiría impacto negativo en su conjunto. 

Prosperidad

Por último, la dimensión prosperidad, va ligada con los ODS 7, 8, 9, 10 y 11 (Energía asequible y no contaminante, trabajo decente y crecimiento económico, industria, innovación e infraestructuras, reducción de las desigualdades o ciudades y comunidades sostenibles).

Es cierto que muchos diréis: ¿es posible la sostenibilidad con un crecimiento económico? Son antagonistas. 

Bien, creemos que así es, pero también creemos que vivimos en el mundo que vivimos. Que hay que cambiarlo, pero que va a ser un proceso lento, y que bajo las circunstancias que marca el crecimiento económico, se pueden encontrar puntos grises. Creemos que el crecimiento indefinido es una utopía, porque los recursos no lo son. Y cuanto antes nos demos cuenta de ello, antes cambiaremos muchos de nuestros hábitos, y menos afectaremos a las áreas más pobres del planeta, que son las primeras en recibir el impacto de lo que los países ricos hacemos. 

Es un tema complejo, y aquí entran también las enormes desigualdades en cuanto a desarrollo económico y social que existen en los países del Norte o del Sur Global. Pero lo importante aquí, en relación con el turismo, es que apostemos por opciones que velen por la reducción de desigualdades, por el trabajo decente de las personas, por el desarrollo de las comunidades y su autoabastecimiento de manera sostenible y continuada en el tiempo, etc.

Prosperidad es eso. No es llegar a los extremos de desarrollo económico que tenemos nosotros. Es poder asegurar un futuro digno para nuestra generación y generaciones futuras, y eso está muy lejos de simplemente crecer y crecer indefinidamente. Prosperidad para una comunidad local en Tanzania, o en la selva de Perú, significa poder vivir en su hábitat, siguiendo sus tradiciones, teniendo educación para los niños y niñas, acceso a la sanidad, y a la búsqueda de nuevas oportunidades. En eso, también podemos hacer mucho en nuestros viajes. 

¿Y, entonces?

En definitiva, las 5ps del desarrollo sostenible y el turismo sostenible están intrínsecamente conectadas con el tipo de turismo que podemos hacer. Es una opción, la vida está llena de ellas. Pero es la opción que te ofrecemos en Trip to Help. Viajar, disfrutar, conocer lugares únicos, pero no a toda costa. Hacerlo contribuyendo positivamente al planeta, a las personas, a su prosperidad, a la paz y con partners (aliados) que así lo vean también. 

¡Gracias por leer!

Si tienes cualquier duda o quieres saber más, ¡escríbenos!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad